General

Solo podría creer en un Dios que sepa cómo bailar — Nietzsche

Danza Ritual
Pabs
Escrito por Pabs

En septiembre de 2017, el grupo en el que yo participo aquí en Sidney – Applegrove – fue anfitrión de la Conferencia Wiccan de Australia. La conferencia Wiccan de Australiana, la AWC como es más conocida , es una conferencia anual que se celebra cada año en diversas localizaciones a través de Australia, durante el fin de semana más cercano al equinoccio de primavera del hemisferio sur. La conferencia reúne a practicantes de ocultismo de todo el país, de diferentes ámbitos e influencias para compartir conocimientos y experiencias, generalmente en relación con el tema de la conferencia. El tema de este año fue To Summon Stir and Call Ye Up” – “convocar, despertar y llamarlos a vosotros”. El sábado por la noche los asistentes participan en un ritual wicca del equinoccio de primavera para celebrar el reverdecimiento de la tierra. Aunque se llama la Conferencia Wiccan de Australia, el evento está abierto a todo tipo de practicantes, no sólo wiccas.

En relación con el tema, al ser convocatoria y llamamiento, ofrecí un taller sobre el uso de la danza como una herramienta de invocación. La intención del taller fue inspirar a los participantes a pensar en el uso de la danza en el ritual, y para compartir algunos de los bailes que utilizamos en Applegrove. Por esto, este primer post y blog es una consolidación de las notas del taller que acompañaron el componente práctico del taller.

Entonces, ¿por qué bailar? La imagen romántica que burbujea cuando la gente oye la palabra “invocación” por lo general consiste en un mago o una bruja usando su voz y palabras para invocar a lo que  se está llamando. Sin embargo, en la práctica real, no debemos limitarnos, el uso de nuestros cuerpos es tan sólo una herramienta eficaz para invocar.  Y más aún, cuando combinamos  el uso de la danza, con el pensamiento y el habla para invocar.

Entonces, ¿por qué no usar la danza dentro de un contexto mágico? Como paganos podemos encontrar comodidad en el conocimiento de que nuestros antepasados ​​la usaron eficazmente y, por ende, no hay nada que nos impida hacerlo. De hecho, los seres humanos siempre han bailado, o al menos se han movido de una manera ritual estilizada. En algunas culturas, el baile era una forma de marcar el tiempo – las comunidades se reunían para observar el paso de eventos significativos como el ciclo de las estaciones o un nacimiento, matrimonio o muerte dentro de la comunidad.

Hay pruebas arqueológicas que datan de 30.000 años, en forma de pinturas rupestres en la India que muestran figuras bailando. En la Ilíada, Homero habla de bailes coreografiados, e incluso Aristóteles dijo que ciertos bailarines, con ritmo aplicado al gesto, podían expresar maneras, pasiones y acciones.

La danza en el ritual se puede utilizar para muchas cosas y maneras. Como practicantes, podemos usar la danza para aumentar la energía, crear espacio sagrado, representar un viaje, potenciar un sigilo, o incluso potenciar un objeto o un individuo. Lo que ofrece la danza es la habilidad para que todos participen, y esa es la belleza de nuestro camino elegido. Nuestra espiritualidad es 100% participativa, y el uso de la danza es una manera muy efectiva de involucrar a todos en el proceso ritual.

La danza ritual no tiene por qué ser demasiado compleja, de hecho mientras más simple es mejor. Aparte del componente puramente físico de la danza, algo cambia en nuestra conciencia cuando nos movemos juntos como uno en la danza. Es ese cambio en la conciencia que puede darle poder a un ritual, particularmente si la danza se está utilizando para invocar, o dar poder a alguien o un objeto. Una vez que los pasos de la danza son aprendidos y vienen naturalmente, la mente ha realizado su función y se puede dar tiempo libre, y la conciencia pura puede danzar. Esto es más eficaz si los pasos de baile son simples o pocos, o una combinación de ambos. La repetición constante significa que eventualmente las mente no tiene nada más que hacer y puede dejar de lado la necesidad de controlar, permitiendo a nuestros cuerpos que se relajen en la experiencia. Si podemos combinar esto con una intención que se establece antes de que comience la danza, o incluso un mantra o canto, la magia puede realmente suceder.

Si tienes la suerte de formar parte de un grupo de trabajo regular, estarás acostumbrado a reconocer aquellas señales energéticas y físicas, que ocurren mientras se hace que el cambio de conciencia sea más fácil y suave. En este sentido, esto no debe desanimar a la gente de intentar utilizar la danza y el movimiento en un ritual público donde los participantes pueden no conocerse muy bien. La clave es mantenerlo sencillo. Incluso si, por ejemplo, sólo se da un paso a la izquierda, dos pasos a la derecha, esto será suficiente para que la gente cambie su conciencia.

Por lo tanto, la próxima vez que estés planeando un ritual, piensa en cómo podrías usar la danza para mejorar tu experiencia ritual.

 

foto: “Dancing With Color” by Satish Indofunk under CC BY-NC-ND 2.0

Sobre el autor

Pabs

Pabs

Mi nombre es Pablo, soy un iniciado de Wicca Tradicional, tengo herencia chilena y vivo desde hace muchos años en Sydney, Australia. Soy devoto de Isis, también estoy entrenando a través de la Fellowship of Isis. Mi objetivo es compartir mis reflexiones sobre todas las cosas mágicas (y a veces no tan mágicas) en este blog.
Vivo con mi pareja que es Druida, con nuestro esponjoso perro blanco, y nuestra tempestuosa gata.

Escribe un comentario